class="post-template-default single single-post postid-6430 single-format-standard wp-custom-logo wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0 vc_responsive">

La limpieza de cámaras de fotos

Uno de los mayores enemigos del fotógrafo es, sin duda, el polvo. Por eso, es importante mantener nuestro equipo limpio, especialmente si vivimos en una zona polvorienta. Además, cada cierto tiempo es recomendable realizar una limpieza profunda a nuestro equipo.

Para ello, existen una gran variedad de productos en el mercado, tales como sprays, pastas, cepillos o paños especializados. En este artículo, vamos a darte algunos consejos sobre cómo limpiar tu cámara.

reparación de cámaras

Consejos para evitar el polvo:

1. Mantén la cámara y el equipo limpios.

Limpia la cámara y el equipo después de cada uso. Retira el polvo acumulado con un pañuelo seco o una gamuza. Puedes usar un producto especializado para limpiar cámaras, pero asegúrate de leer las instrucciones antes de usarlo.

 

2. Utiliza una funda protectora.

Si no estás usando la cámara, ponla dentro de una funda protectora. Esta evitará que el polvo se acumule en las esquinas y superficies.

3. Evita el polvo en el entorno.

Si puedes, evita el polvo en el entorno. Por ejemplo, utiliza una cortina para proteger la cámara de la lluvia o el sol. Si estás fotografiando en el exterior, intenta hacerlo en una zona con menos polvo.

 

4. Usa un bloqueador de polvo.

Si el polvo es inevitable, puedes utilizar un bloqueador de polvo. Este producto se aplica sobre las roscas, botones y engranajes de la cámara y evitará que el polvo se acumule.

 

5. Mantén el equipo en un lugar seco.

Mantén el equipo en un lugar seco. Si no es posible, utiliza una bolsa de plástico para protegerlo de la humedad.

limpieza de cámara fotográfica

Limpieza de la cámara: 

Para limpiar la cámara, lo primero que debemos hacer es desmontarla. Así, podremos acceder a todas las partes y limpiar cada una de ellas.

Para eliminar el polvo, podemos utilizar un paño suave y seco, o un cepillo especializado en el que hayamos humedecido un poco de agua. No es recomendable utilizar nunca un cepillo o un paño secos, ya que podríamos dañar las piezas.

Una buena forma de eliminar la humedad es utilizar un deshumidificador. De esta forma, podremos evitar que el polvo y la humedad se acumulen en la cámara y dañen los componentes.

Más información en SerPlus
Puedes visitarnos en:
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
SerPlus WhatsApp
Hola,
¿En que podemos ayudarte?